El atlas relacional


El atlas relacional nos permite describir “de qué habla una ficha”, haciendo hincapié en los vínculos entre los descriptores (palabras clave) y representando dichos vínculos en “desmogramas” o mapas conceptuales. Hay dos diferencias en comparación con una indexación con palabras clave tradicional: por un lado, los descriptores abordan un nivel de detalle más fino que las palabras clave temáticas y, por otro lado, se sitúan en la interface entre otros descriptores. A diferencia de una palabra clave que puede pertenecer a una familia temática, los descriptores se encuentran entre familias temáticas.

De este modo, los descriptores se ubican en varias escalas, desde la más general (los que reflejan el conjunto de las características de los territorios de las ciudades y de su gobernanza) hasta la más detallada (como los descriptores que caracterizan a los espacios públicos, la movilidad, el vínculo entre educación y territorio o bien el lugar de la política del hábitat en la lucha contra la exclusión social), y existen maneras, como en un atlas o un mapa de una ciudad, para entrar primero por las grandes categorías y luego ir hacia el detalle.

¿Por qué es tan importante para CITEGO un enfoque relacional de esta índole? Por lo que es, en sí mismo, un territorio y su gobernanza. Si el territorio local está destinado a jugar un papel tan fundamental en la transición hacia sociedades sostenibles, es porque constituye el lugar, por excelencia, de gestión de las relaciones. Pero una potencialidad no se realiza necesariamente. No porque un territorio tenga esa ventaja comparativa para tratar las relaciones, resultará que efectivamente lo haga. Por ejemplo, en muchas entidades territoriales, la organización “arborescente” de los servicios técnicos y administrativos, cada uno asignado bajo el ala de una autoridad electa celosa de su poder, conduce a una sectorización de las políticas. La misma cuestión se plantea para otros actores en sus respectivas escalas: profesionales, investigadores, estudiantes, etc.

Lo mismo sucede para las herramientas de búsqueda en una base de datos como la de CITEGO. Los dossiers temáticos son un medio privilegiado para comparar experiencias entre sí y sacar de ellas aprendizajes y conclusiones de un alcance más general. Pero todo el interésde CITEGO radica precisamente en tratar de abarcar el amplio campo semántico que constituyen los territorios, las ciudades y la gobernanza y mostrar los vínculos entre los temas. Para ello, es necesario que los descriptores que sirven para describir el contenido del sitio y de cada uno de los dossiers no estén constituidos en sub-espacios cerrados sobre sí mismos, como “la economía de los territorios”, “la política de movilidad”, “el papel de los territorios en la educación”, “las políticas sociales locales”, “la implementación del derecho a la vivienda”, “los barrios con energía positiva”, “la co-gestión de los servicios públicos”, etc. Por el contrario, es necesario que se pueda descubrir que hay dossiers aparentemente muy distintos unos de otros que tratan en realidad temas ligados entre sí.

De allí que el atlas relacional de CITEGO tengatres usos complementarios. En primer lugar es una herramienta de indexación, que invita a los redactores de las fichas a tomar conciencia del hecho de que el tema tratado no sólo refiere a un tema específico, por ejemplo sobre el que se basa un informe, sino que aporta también nuevas visiones sobre otros aspectos de los territorios y de su gobernanza. En segundo lugar, es unaherramienta de navegación por el sitio, que facilita la búsqueda en torno al tema tratado, que permite pasar a búsquedas más finas o, al contrario, más generales, descubriendo las relaciones entre un tema y el conjunto de la gobernanza territorial. Por último, independientemente de las fichas CITEGO en sí mismas, es unaherramienta de conocimientoque ayuda a los internautas a dotarse de una visión más completa y “sistémica” de lo que es un territorio y su complejidad.

El atlas está construido entonces según una metodología sistemática que permite, gracias a sucesivos entrecruzamientos de descriptores, captar descriptores cada vez más “finos” como “los riesgos de accidente en espacios públicos multimodales” o“el papel de los territorios en el aprendizaje de la complejidad por parte de los jóvenes”, con la posibilidad, en cada instancia, de descubrir al mismo tiempo de qué entrecruzamientos de descriptores más generales nacieron o qué descriptores aún más detallados surgieron de ellos: tal como pasamos, en un atlas, de un mapa de cierta escala a mapas de mayor o menor escala.

Después de un largo trabajo de prueba y error, hemos construido todo el atlas a partir de unamatriz de base (filas y columnas), que juegan el mismo papel que la latitud y la longitud en un mapa geográfico. Podrán ver, de hecho, que en los mapas de ciudad cada “cuadrado” está designado por sus coordenadas alfanuméricas como “G15” o “D4”. En esos cuadrados de partida es donde se ubican los que denominamos “descriptores de nivel 1”. Todos los demás se van armando al combinarlos entre sí como un gran juego de construcción.

El modo de construcción de un atlas relacional es necesariamente colaborativoy está muy emparentado con otros enfoques colaborativos de construcción de atlas geográficos, como Open streetmap, que muchas colectividades locales usan para establecer sus datos georreferenciados. Los mapas generales se establecen de una vez y para siempre. Los mapas locales, en cambio, son realizados por voluntarios, a medida que la necesidad de ese mapa se va haciendo sentir.El equipo de CITEGO armó entonces la totalidad de los “cuadrados” de partida y creó los descriptores de nivel 1, luego un conjunto de 2.000 descriptores de nivel 2 (entrecruzamiento entre por lo menos dos niveles 1), 3 (entrecruzamiento entre descriptores de niveles 1 y/o 2), etc. Pero a medida que CITEGO se va enriqueciendo con nuevos dossiers temáticos, o a medida que expertos en un ámbito u otro se suman a la familia CITEGO, podemos elaborar con ellos el “mapa local correspondiente”, con el interés fundamental de que cada mapa local no queda cerrado sobre sí mismo sino vinculado con el resto del atlas.

He aquí la matriz de base de 9 columnas y 7 filas:

Las nueve columnas describen lo que constituye un territorio:

  1. Sociedady territorio
  2. Economía y territorio
  3. Ecosistemas territoriales
  4. Infraestructuras y redes
  5. Capital cultural de los territorios
  6. Organización del espacio
  7. Flujos
  8. Instituciones
  9. Relaciones entre el territorio y el mundo

Las siete filas describen los distintos ángulos de enfoque de los territorios y de la gobernanza territorial:
a. Elementos constitutivos de los territorios
b. Tipos de territorio
c. Dinámica de los territorios
d. Actores del territorio
e. Campos de la gobernanza
f. Medios de la gobernanza
g. Principios de gobernanza

Por el momento el atlas está disponible en francés, la traducción de los descriptores hace parte de nuestros proyectos de 2018. No dude en ponerse en contacto con nosotros si desea ayudarnos en éste proceso.