Tartu (EE) - Aumentar la participación ciudadana en el gobierno electrónico

2019

URBACT Programme

Desde 2002, Urbact es el Programa de Cooperación Territorial Europea para promover el desarrollo urbano integrado y sostenible en las ciudades de los Estados miembros de la Unión Europea, Noruega y Suiza. Urbact es un instrumento de la política de cohesión, financiado por el FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y los Estados miembros.

Urbact es un programa europeo de intercambios y aprendizaje entre ciudades cuyo objetivo es elaborar soluciones a los principales problemas urbanos. Mediante la creación de redes de ciudades europeas, el fortalecimiento de las competencias y la capitalización de las buenas prácticas, apoya a los responsables públicos y a los agentes sobre el terreno para que elaboren soluciones sostenibles que integren las dimensiones económicas, sociales y ambientales del desarrollo urbano.

Como continuación de los programas Urbact I y II, Urbact III sigue promoviendo el desarrollo urbano integrado y sostenible y contribuye a los objetivos de la estrategia Europa 2020.

Para descargar: urbact-citystories-tartu.pdf (1,2 MiB)

Tartu utilizó su participación en la red URBACT CIUDADES INTERACTIVAS para desarrollar y probar acciones para fortalecer la participación ciudadana en la planificación urbana y la presupuestación participativa, con especial atención a los jóvenes. Su Plan de Acción Integrado aprobado forma parte de un proceso continuo de fortalecimiento del gobierno electrónico de la ciudad.

Un sólido historial en materia de gobernanza electrónica Tartu, la segunda ciudad más grande de Estonia, ha invertido fuertemente en la mejora de la participación ciudadana a través de la digitalización de los procesos administrativos, incluida una plataforma de gobierno electrónico y el voto electrónico. No obstante, los principales desafíos siguieron siendo la participación relativamente baja de los jóvenes y la constante y rápida evolución del sector. Este deseo de impulsar más y más profundamente las cuestiones de la gobernanza electrónica llevó a Tartu a unirse a la red de Ciudades Interactivas URBACT. El Plan de Acción Integrado resultante se centra en medidas prácticas para ayudar a los funcionarios municipales a utilizar herramientas electrónicas para: implicar mejor a los ciudadanos en la reorganización de los espacios urbanos; mejorar el proceso y los resultados de la presupuestación participativa; y movilizar a los jóvenes para que participen más activamente en esos procesos.

Lilian Lukka, Directora de Comunicaciones del Gobierno de la Ciudad de Tartu, explica que al trabajar con organizaciones juveniles, ONG, políticos y funcionarios de la ciudad en diversas actividades de lluvia de ideas, crowdsourcing y reuniones de los Grupos Locales URBACT « conseguimos considerar a fondo nuestros propios puntos débiles y fijarnos actividades. La colaboración con otras ciudades, aprendiendo de su experiencia y de la retroalimentación que obtuvimos sobre las prácticas de Tartu [también] fue invaluable », destaca la Sra. Lukka. « No hay duda de que obtuvimos algunas buenas ideas e inspiración de las otras ciudades. Algunos ejemplos que me vienen a la mente son la experiencia de Lisboa con el presupuesto participativo y las acciones de París que beneficiaron a los pequeños comercios ».

Involucrar a los jóvenes en la presupuestación participativa

Desde 2013, Tartu ha gastado el 1% del presupuesto de inversión anual de la ciudad mediante la presupuestación participativa. Los ciudadanos pueden presentar sus ideas sobre lo que se podría hacer en la ciudad, comentarlas y eventualmente votarlas en una herramienta online (VOLIS). Las dos ideas que reciben más votos de los residentes cada año son implementadas por el gobierno de la ciudad. En enero de 2017 se celebró una reunión con jóvenes de 16 a 19 años para explorar las razones por las que este grupo de edad representaba sólo el 3% de los que votaron en el proceso. Se comprobó que los principales desafíos eran los de la percepción, ya que los jóvenes sentían que esos procesos políticos eran « complicados », « aburridos » o que sus ideas nunca serían elegidas. Tartu apoyó a los jóvenes para que hicieran vídeos que presentaran el presupuesto participativo a otros jóvenes, incluido uno protagonizado por un conocido comediante estonio. Los vídeos fueron distribuidos en varios canales interactivos por los propios jóvenes. Se produjo un aumento de las ideas presentadas por los jóvenes y sobre temas más relacionados con la juventud.

Prueba del mapa de la colección de ideas

Tartu también piloteó un « mapa de colección de ideas » - una solución de crowdsourcing en la que la gente comparte sus propuestas - para grandes inversiones o pequeñas mejoras - con sólo unas pocas palabras en un mapa de la ciudad. Contrasta fuertemente con los enfoques tradicionales que requieren que los ciudadanos presenten enmiendas escritas a documentos escritos extensos. El proceso fue apoyado por una ambiciosa campaña que utilizó vídeos y carteles.Jarno Laur, Teniente de Alcalde de Tartu para el Desarrollo y la Planificación Urbana 2013-2017, está entusiasmado con los resultados: « Tuvimos más de 100 ideas recogidas de esta manera que normalmente no se presentarían… la mayoría de sus ideas fueron grandiosas… Normalmente la gente está en contra de algo, pero esta vez fue sorprendentemente constructivo ». Las sugerencias iban desde senderos para bicicletas y patios de recreo hasta el establecimiento más ambicioso de una escuela y una nueva infraestructura de casas flotantes. El mapa de la colección proporciona a los planificadores urbanos ideas de inversión que podrían no surgir mediante la presupuestación participativa, por ser demasiado caras o demasiado específicas a nivel local para ganar una votación popular en toda la ciudad. La experiencia de Tartu también sugiere que las propuestas valiosas pueden quedar fuera de la presupuestación participativa debido a las deficiencias de su campaña de comercialización. El enfoque digital se extendió al Plan Maestro resultante de la ciudad. Jarno Laur destaca que un plan maestro suele ser « algo así como 240 páginas de texto bastante pesado ». Pero en esta versión tenemos diferentes capas de información que todo el mundo puede apagar o encender. Por ejemplo, se pueden ver mapas de escuelas combinadas con caminos para bicicletas y eso hace más fácil para los ciudadanos entender lo que está pasando ».

Impacto duradero

Lilian Lukka destaca que « El [Grupo Local URBACT] convocado en el marco del proyecto seguirá siendo en adelante un fuerte socio de cooperación de la ciudad ». Además, las acciones definidas por el grupo han sido aprobadas por la ciudad como un Plan de Acción Integrado que se está llevando a cabo en la actualidad. « Todos los proyectos y redes de cooperación lanzados durante el proyecto URBACT continuarán y se consolidarán aún más. » Las acciones probadas ya han tenido efectos positivos. Las elecciones al Consejo Juvenil de Tartu en 2019 utilizarán la misma herramienta que la votación del presupuesto participativo. La Sra. Lukka añade que: « Basándonos en nuestra experiencia inicial, estamos utilizando el mismo proceso de recogida de ideas para otros proyectos, como la planificación de lugares para el sistema de bicicletas públicas compartidas de Tartu y el proceso de solicitud de la Capital Europea de la Cultura de 2024 ».

Referencias