Slatina (RO) - Reducir la congestión para una ciudad más saludable y rica

2019

URBACT Programme

Desde 2002, Urbact es el Programa de Cooperación Territorial Europea para promover el desarrollo urbano integrado y sostenible en las ciudades de los Estados miembros de la Unión Europea, Noruega y Suiza. Urbact es un instrumento de la política de cohesión, financiado por el FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y los Estados miembros.

Urbact es un programa europeo de intercambios y aprendizaje entre ciudades cuyo objetivo es elaborar soluciones a los principales problemas urbanos. Mediante la creación de redes de ciudades europeas, el fortalecimiento de las competencias y la capitalización de las buenas prácticas, apoya a los responsables públicos y a los agentes sobre el terreno para que elaboren soluciones sostenibles que integren las dimensiones económicas, sociales y ambientales del desarrollo urbano.

Como continuación de los programas Urbact I y II, Urbact III sigue promoviendo el desarrollo urbano integrado y sostenible y contribuye a los objetivos de la estrategia Europa 2020.

Para descargar: urbact-citystories-slatina.pdf (1,1 MiB)

El municipio de Slatina ha venido elaborando una estrategia a largo plazo para despejar las carreteras de la ciudad y fomentar el uso del transporte público. Gracias a su participación en la red URBACT CityMobilNet, formaron un grupo local para ultimar su Plan de Movilidad Urbana Sostenible y recibieron financiación de la UE para construir una flota de autobuses híbridos.

Slatina es una ciudad paralizada por el tráfico. En una encuesta realizada en 2017, sólo el 8,5% de los residentes viajaban principalmente en transporte público y el 0,7% en bicicleta, mientras que el 48% identificó el automóvil privado como su principal medio de transporte. La contaminación atmosférica, el ruido y la alta frecuencia de accidentes son algunas de las consecuencias más graves. Sin embargo, la congestión también tiene repercusiones en la economía local y regional. Las empresas luchan por desplazar recursos a través de la zona urbana mientras que los consumidores están atascados en colas de movimiento lento. La mejora de la movilidad urbana se ha convertido en una prioridad urgente por razones de salud pública, pero también para hacer que la ciudad sea más eficaz como centro comercial y logístico. Mediante la participación en la red URBACT CityMobilNet, el municipio de Slatina dio sus primeros pasos en la construcción de un modelo de transporte más sostenible. « Nadie había pensado en estas cuestiones », dice Cristiana Serban, Gerente Pública del Ayuntamiento de Slatina. « Lo que proponíamos era el primer documento de movilidad urbana de la ciudad. » El objetivo a largo plazo era elaborar un plan oficial de movilidad urbana sostenible a fin de solicitar financiación europea para poner en marcha una transformación a más largo plazo. La principal expectativa de Slatina de URBACT era la asistencia técnica en el diseño de un plan, pero también el apoyo en el lanzamiento del proyecto.

Identificar los problemas y soluciones con un gran grupo local

Después de unirse a URBACT, la ciudad creó un grupo de interesados locales (Grupo Local URBACT) con la tarea específica de aportar ideas para el Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Mucho más numeroso de lo previsto, reunió a 97 personas, desde funcionarios públicos de carreteras y transportes, hasta servicios de seguridad, representantes de la educación, ONG y medios de comunicación. También incluyó a empresas locales e internacionales cuyas operaciones se beneficiarían de un mejor transporte.

« Nos sorprendió especialmente el número de ciudadanos que optaron por participar », dice la Sra. Serban. « Tuvimos varios no especialistas que vinieron y participaron en todas las reuniones ». El tamaño y la diversidad del grupo dio lugar a una amplia identificación de los problemas, aunque esto también planteó dificultades para racionalizar los datos. Utilizando las técnicas recomendadas por URBACT, como la definición de los problemas (causas y consecuencias), aprendidas en los talleres transnacionales con las ciudades asociadas a CityMobilNet, el grupo local de URBACT pudo identificar las quejas compartidas por los diferentes grupos de interesados. Esto les permitió crear un cuadro completo de los problemas en cuestión. « Por lo general, no obtenemos el punto de vista de la comunidad, sólo su reacción después de aplicar las medidas », dice Claudiu Dascalu, Jefe del Departamento de Calle, Estacionamiento e Iluminación de la ciudad. « URBACT era diferente. Desde mi punto de vista, el trabajo con la gente del Grupo Local URBACT demostró que las buenas ideas pueden venir de todas partes y no necesariamente de especialistas. Fueron reuniones efectivas que resultaron en un conjunto integral de acciones ».

Educar al público

Tras meses de preparación, el municipio reunió las medidas propuestas en el marco de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que se completó antes de lo previsto en octubre de 2017. Entre otras cosas, el documento esbozó una estrategia para mejorar el sistema de carreteras y abrir nuevos carriles bici. Su prioridad, sin embargo, era modernizar el transporte público. Se esbozaron planes y se calcularon los costos de una flota de autobuses híbridos, wifi gratuito en todas las paradas y un nuevo sistema de gestión del transporte. El municipio pudo asegurar una financiación del programa operativo regional de 19 774 100 euros (artículo 5 de la normativa de la UE sobre movilidad urbana) y ahora está trabajando para poner en práctica la ambiciosa estrategia. « El Plan de Movilidad Urbana Sostenible está en pleno desarrollo », confirma Birin Adrian-Ciprian, Jefe del Departamento de Planificación Urbana de Slatina. « Nos hemos reunido con los ingenieros, con los especialistas en carreteras y movilidad para dar forma a los carriles bici y al sistema de transporte público. Estamos tomando todas las medidas necesarias para implementar las medidas identificadas por las partes interesadas. » Según las proyecciones de la municipalidad, la aplicación de la estrategia debería ver una notable reducción de los niveles de CO2, y una ciudad más sana y más respetuosa del medio ambiente. La ambición mínima es duplicar el uso del transporte público hasta el 16% en el próximo decenio, un objetivo modesto pero que allanaría el camino para nuevos cambios en el futuro.

Las soluciones de tráfico transferidas de las ciudades asociadas

El impacto de CityMobilNet no comenzó y terminó con el plan de movilidad. La necesidad inmediata de reducir la congestión será ayudada por la construcción de una sala de control central, donde se pueden integrar diferentes modelos de tráfico. Esta iniciativa se basó en un ejemplo de los socios de Aix-Marsella-Provence (FR). Slatina también ha puesto en marcha un proyecto que promueve la marcha a pie hasta la escuela, basado en una práctica exitosa compartida por Bielefeld (DE). Esto forma parte de un esfuerzo más general para cambiar las actitudes del público hacia la movilidad a través de la intervención educativa y cultural. « Trabajar con URBACT fue un soplo de aire fresco », concluye la Sra. Serban, « estamos acostumbrados a pensar en la movilidad a través de la burocracia nacional y local, pero en esta red nos inspiramos en medidas blandas para apoyar nuestro trabajo ». CityMobilNet realmente nos ayudó a acelerar las cosas ».

Referencias